El atrevido diseño de PlayStation 5 crea estragos: ¿un producto de consumo puede ser arte?

Los televisores, las PC y las estaciones de juegos son ahora una parte estable de la decoración de nuestro hogar.

Ese es el pensamiento que llevó a Jim Ryan a diseñar la nueva y cautivadora, y discutida abiertamente, PlayStation 5. 

“La PlayStation se encuentra en la sala de estar de la mayoría de los hogares, y sentimos que sería bueno proporcionar un diseño que realmente adornaría la mayoría de las áreas de estar” (Ryan a la BBC). 

La idea es crear una consola que parezca mueble o adorno y constituya un elemento orgánico en la casa.

Las carcasas de los juegos seguirán el cambio de diseño y se adaptarán a los nuevos colores: mientras que los juegos de PS4 se caracterizaron por la banda azul en la parte superior, las PS5 volverán a la paleta de blanco y negro, volviendo a sus orígenes.

Marcel Duchamp - Roue de bicyclette

Esta no es una invención revolucionaria en lo que al arte se refiere.

De hecho, convertir objetos cotidianos en obras de arte se remonta al movimiento dadaísta y encuentra sus raíces reales en el arte pop de los años 50. 

Cuando en 1913 Marcel Duchamp decidió que una rueda de bicicleta o un urinario tenían su propia personalidad artística, abrió las puertas a lo que era el arte pop de Warhol: 

Dignificar y exaltar la belleza de los bienes de consumo que especialmente durante el boom económico estaban en constante crecimiento.

En ese contexto, frigoríficos, radios, tostadoras e incluso microondas contribuirían al diseño de los espacios habitables de cada hogar occidental.

El diseño de interiores no se limitaría a muebles sencillos como sofás o sillones y cortinas, sino que también consideraría artículos tecnológicos.

Desde el anuncio del nuevo diseño de PlayStation, muchos clientes han expresado su decepción al crear imágenes satíricas o versiones de la nueva consola. 

He aquí algunos ejemplos:

MÁS buzz